Canciones vallenatas que atentan contra las mujeres

Comment

¡Las canciones vallenatas que están atentando contra las mujeres!

Gustavo Gutiérrez Cabello tiene claro que las nuevas generaciones de compositores no pueden ser igual a él, mucho menos deben llevar el prototipo autoral de Rafael Escalona, Leandro Díaz, Máximo Movil, Tobías Enrique Pumarejo o el mismo Calixto Ochoa. “Son otras épocas, conceptos diferentes, ellos no vivieron lo que nosotros tuvimos la fortuna de percibir”, afirmó ‘El Flaco de Oro’.

Concepto diferente al de Fabián Corrales, a quien le grabaron su primera canción en 1988 y fue precisamente el Binomio de Oro de América (‘Lo volviste hacer’).

“¿Cómo le va a gustar a una mujer que le digan que es una “patineta loca”?”, declaró el cantautor nacido en Urumita, La Guajira, en medio de una entrevista con el diario El Tiempo. A este diario le dijo que la materia prima del vallenato “son las buenas letras, que perduran en la mente del oyente”.

En la actualidad, es difícil encontrar a un compositor que mezcle el ocaso con la noche en medio de un destello de lluvia cálida, entre un oscuro y silencioso amanecer, al sentir la ausencia de una mujer.

Existe la sustracción de lo dócil, tal como lo resalta Aurelio Núñez Bermúdez, el autor del considerado último clásico en la música vallenata como es ‘Te dedico mis triunfos’, grabado por Jorge Oñate con el acordeón de Chistian Camilo Peña.

-Te regalo mi canto mis risas y mis alegrías, te regalo mis triunfos mi alma y la vida mía.
El debate actual está centrado en el ataque a las mujeres a través de la música vallenata.

Por ejemplo, Jorge Iván ‘Churo’ Díaz acaba de lanzar su producción discográfica ‘Triunfantes’ y en ella grabó dos temas con letras fuertes, que humillan al género femenino de principio a fin.

-“Que estupidez después que la embarras vienes hacia mí, pero ya que si veo la basura y tu cara está allí, y vete ya que hasta tu respiración fastidia aquí; yo no me ensucio el corazón con cosas como tú, fuiste mi vida un grave error pero mucho aprendí” (‘Hipócrita’ – Rolando Ochoa)

-“Ve la ve, ve la ve, quien te ve quien te ve, ve la ve te pillé, te pillé dando lata y bironda mujer; tramadora lo que eres mujer te fascina es anda’ en tu yeré, y tú estás ofp y tú estás ofp, orinando fuera del pote y conmigo te dan las 12, orinando fuera del pote y conmigo te dan las 12” (‘Andas en tu yeré’ – Juan Carlos Ovalle).


Esta última dejó reacciones como la del exmánager de Jean Carlos Centeno, Emilio Salem: “Acabo de escuchar un vallenato que dice; “estás orinando fuera del pote”. Volvió la lírica y la poesía al género, gracias a Dios”, haciendo alusión al maltrato hecho por el autor y el intérprete al género musical que el año anterior fue declarado por la Unesco como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

De las letras ejemplares, que sirvieron como voz de protesta ante olvido de la mujer al hombre, lo único que queda es la historia.

-“Soy de tu alma el horizonte, mi condena es cada gota de tu llanto, no le cuentes a la noche que la tarde se sumió en mi gran encanto” (‘Horizonte’ – Tomás Darío Gutiérrez).

-“Y si me das cariño recíprocamente eso te daré, pero si me lastimas con la indiferencia te lastimaré” (Decidí cambiar – Deimer Marín)
Básicamente el género actual se concentra en lo que es moda, como lo explicó Alberto ‘Beto’ Murgas. “El canto de los pájaros, la mirada de una mujer o la ausencia de ella fue remplazada por la foto del celular, se perdió el tacto que tenían antes los compositores y entró a jugar un papel importante el uso de la tecnología”.

-“Ay! Mi amor, yo no estoy resentido contigo de lo contrario de ti he vivido agradecido, más que todo eres la madre de mis hijos que mañana también te reclamarán, todo eso lo tienes que decir en tu libro lo bueno que yo he sido contigo, lo mala que tú has sido conmigo, más sin embargo, yo he sido lo mejor que has tenido” (Título de amor – Diomedes Díaz).

Hay ejemplos claros de que no todo tiene que vivirse y sentir para plasmarlo en una canción vallenata. Existe un hecho paradójico y fantasioso entre el hombre y un espejo, que hacía las veces de una mujer, tal como lo relató Luis Egurrola en la canción ‘¿Cómo te olvido?’ en la que imaginó a su amada para al frente suyo.

-“Estamos frente a frente los dos y te confieso que has hecho con mi vida lo que tú has querido, te di todo lo que pude de mí y aún no me quieres”.

Y así se pueden ponderar sublimes cantos, comparando el amor de una mujer con un analgésico.

-“La misma persona me vuelve a causar dolor si miro tus ojos se me ablanda el corazón, ahí las flores de mi tierra se marchitan se marchitan, agua que caerá del cielo riega pronto agua bendita o el Cesar te cantaría todas sus melancolías, de igual modo yo te pido ven riega el alma mía” (Calma mi melancolía – Gustavo Gutiérrez).

“Las letras están hablando muy feo de la mujer, la tratan de “loca”, de “bebedora”. ¿Cómo le va a gustar a una mujer que le digan que es una “patineta loca”?” con esta declaración el cantautor Fabián Corrales discrepó la letra hecha por Sergio Luis Rodríguez y que fue grabada por el Grupo Kvrass.

-“De dónde la saqué no sé, que ha dónde la encontré ni sé, llegó la patineta loca, loca, ella es la que me alborota, loca pero es bien sabrosa me pone a morder la boca, ella es la que me alborota” (La patineta loca – Sergio Luis Rodríguez).

Aunque parezca difícil encontrar en un talento joven la poesía, la lírica de Diomedes Díaz, no todos se basan en celulares y redes sociales. Así lo demostró el cantante Rafael Pérez en su más reciente grabación, posterior al retiro del Grupo Kvrass.

-“Mujer bendita tú lo sabes las gracias que le doy al cielo, porque te puso en mi camino
y aún no sé si me lo merezco, está creciendo mi familia y eso me tiene tan contento, pues tu regalo casi viene rompiendo fuente desde el cielo” (Los herederos – Dago Orozco).

“Para nadie es un secreto que el vallenato es la música popular representativa de Colombia (..) Aunque también es cierto que a veces unos grupos graban canciones que carecen de sello poético, que rayan en lo ridículo y son estridentes al oído (..) Es hora de que existan ‘Escuelas de Compositores’”, escribió en una ocasión el profesor José Atuesta Mindiola para este diario, invitando a las Escuelas de ‘Talento Rafael Escalona’ de la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata y la de ‘Los Niños Vallenatos’ de Andrés ‘El Turco’ Gil para que educaran niños con aptitudes poéticas y así pueda surgir una nueva generación de compositores que salvaguarden la esencia del canto vallenato.

“Aunque también es cierto que a veces unos grupos graban canciones que carecen de sello poético, que rayan en lo ridículo y son estridentes al oído (..) Es hora de que existan ‘Escuelas de Compositores’”: José Atuesta Mindiola.

Por: Carlos Mario Jiménez, Tomado de: El Pilón

Julio Pernett

Publicado por:

Julio Pernett

Ingeniero de Sistemas, Ayudo a empresas y autónomos a crear presencia en la red, dándoles las herramientas que necesitan para formar un branding fuerte y que inspire confianza.

Tal vez te interese

Más Noticias

Discusión sobre este post

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!